Para la mayoría de consumidoras de calzado, y digo consumidoras y no consumidores, porque las mujeres suelen elegir más por lo bonito que por lo cómodo. Veáse sino, el ejemplo de los zapatos de tacón. Poderoso efecto es el que se avecina sobre las mujeres cada vez que quedan embelesadas con un zapato que nunca podrán ponerse o disfrutar de él más alla de media hora, o en su defecto, permaneciendo sentadas toda la noche, en una velada, ofrecida en un buen restaurante.

Sin embargo esto ya no tiene por qué resultar un problema. Y es que existen diversas marcas de calzado que apostando por la comodidad, siguen ofreciendo un diseño atrayente para la consumidora. Por que hasta hace no mucho la idea de cómodo era igual a feo. "Estos zapatos son muy confortables" pero son muy feos. "Me los pongo para ir al trabajo" "sacar al perro" "ir al súper".

Verdaderamente, es un alivio que las marcas se hayan dado cuenta de este pequeño gran detalle y últimamente se esmeran mucho más en conseguir el tándem diseño atractivo y comodidad.

Josef Seibel es una de ellas, aunque también este año en la colección de otoño invierno Romika, marca del confort por excelencia, se atrevió a sacar al mercado un pequeño tacón de poliuretano, innovación sin precedentes dentro de la marca.

Su aire urbano y su relajada elegancia hacen que junto con su calidad y artesanía sea una marca de la que no puedes pasar.

Imagen

 


Aceptar
Estamos usando cookies para proporcionarle la mejor experiencia. Si no responde, asumiremos que está de acuerdo.